La industria aragonesa explora el terreno

la foto 1El Cluster de automoción de Aragón (CAAR) reafirmó su interés en Marruecos (coopera desde hace dos años en un centro de formación en la plataforma Atlantic Free Zone en Kenitra) con su participación en la feria. Su stand acogió a las compañías Moldes J. Morales y Moldes y Plásticos de Aragón (MYPA). Alejandro Morales, responsable comercial de la primera de ellas, constató que “sería complicado trabajar exportando moldes, pero sí podemos estudiar la idea de encontrar un colaborador local que pudiera hacer labores de fabricación y mantenimiento. La feria ha resultado también muy útil de cara a establecer contacto con potenciales clientes”. Germán Aguilar, director comercial de MYPA, opina que “de alguna u otra forma hay que intentar estar en Marruecos. Si por razones de tamaño y recursos, la implantación en solitario es inviable, hay que trabajar para acometer proyectos en conjunto con otras empresas o buscar acuerdos de colaboración con compañías locales”. Aguilar apuntó una nueva misión del CAAR a México, país con similitudes en cuanto a la necesidad de moldes, respecto a lo que David Romeral, director gerente del CAAR, quien comentó que “en
México se buscan proveedores más completos y en esta feria se constata claramente la demanda de moldes, troqueles, utillajes y logística, que irán siendo cada vez más necesarios por el crecimiento actual y ante la posible llegada de un segundo constructor. No hay que tener miedo a cooperación entre empresas e incluso a integraciones
y fusiones”. La demanda de moldes, señalada por Romeral, se plasmó en la participación de la potente industria portuguesa en este campo con ejemplos como la firma JR Moldes.

David Romeral manifestó, por otra parte, que “para aquella empresa que no esté ya en el este de Europa, Marruecos puede ser una buena opción, pero antes debe conocer bien el terreno. En el caso de nuestras pymes, es necesario estudiar fórmulas para que sean más medianas que pequeñas y así poder afrontar el reto”.

Fuente Autorevista (Pag.86)

 

Deja un comentario